Seleccionar página

ChatGPT diagnosticó el dolor de un niño. 17 médicos durante 3 años no pudieron

septiembre 24, 2023
ChatGPT diagnosticó el dolor de un niño, quien sufrió durante 3 años de dolor crónico sin que 17 médicos pudieran encontrar la causa.

ChatGPT diagnosticó el dolor de un niño llamado Alex, de 4 años de edad, quien sufrió durante 3 años de dolor crónico sin que los médicos pudieran encontrar la causa. Visitó a 17 médicos diferentes, desde odontólogos hasta especialistas, pero ninguno pudo dar con el diagnóstico correcto. Cada médico trataba los síntomas aislados, pero el dolor persistía.

Tras años de frustración, la madre de Alex decidió ingresar todos los síntomas y resultados de escaneos en ChatGPT, un sistema de inteligencia artificial conversacional. ChatGPT analizó la información y sugirió que Alex podría estar sufriendo del síndrome de médula anclada, una rara enfermedad de la columna.

El síndrome de médula anclada se caracteriza por la formación de adherencias en la médula espinal que limitan su movimiento y estiramiento anormal. Esta condición está estrechamente relacionada con la espina bífida, un defecto de nacimiento en el que una parte de la médula espinal no se desarrolla completamente y queda expuesta. En el caso de Alex, su espina bífida era del tipo «oculto», lo que significa que no había una abertura visible en su espalda.

Después de identificar el síndrome de médula anclada, Courtney se unió a un grupo de Facebook para familias con niños que tenían la misma condición. Las historias compartidas allí resonaron con la experiencia de Alex, y finalmente encontró un neurocirujano que confirmó el diagnóstico al examinar las imágenes de resonancia magnética de su hijo.

La Dra. Holly Gilmer, neurocirujana pediátrica, explicó que en el síndrome de médula anclada, la médula espinal está adherida a algo, como un tumor en el canal espinal o una anormalidad en las vértebras. Esto causa una tensión anormal en la médula espinal.

La odisea médica de Alex finalmente culminó con una cirugía para liberar la médula espinal de sus adherencias. La cirugía se llevó a cabo con éxito y, Alex está en camino hacia una vida más saludable.

ChatGPT y medicina

Aún cuando, ChatGPT diagnosticó el dolor de un niño, hay que tener en cuenta que, ChatGPT es un tipo de programa de inteligencia artificial que responde en función de la información que una persona ingresa en él, pero no puede mantener una conversación o proporcionar respuestas de la forma en que muchas personas podrían esperar.

Esto se debe a que ChatGPT funciona «prediciendo la siguiente palabra» en una oración o serie de palabras según los datos de texto existentes en Internet, le dice a TODAY.com Andrew Beam, Ph.D., profesor adjunto de epidemiología en Harvard que estudia modelos de aprendizaje automático y medicina. “Cada vez que le haces una pregunta a ChatGPT, está recordando de memoria cosas que ha leído antes y está tratando de predecir el fragmento de texto”.

Puede ser especialmente beneficioso para pacientes con afecciones complicadas que están luchando por obtener un diagnóstico, dice Beam.

Estos pacientes están «buscando a tientas información», agrega. “Creo que ChatGPT puede ser un buen compañero en esa odisea diagnóstica. Ha leído literalmente toda la Internet. Puede que no tenga los mismos puntos ciegos que el médico humano tiene».

Pero es poco probable que reemplace la experiencia de un clínico en el corto plazo, dice. Por ejemplo, ChatGPT a veces fabrica información cuando no puede encontrar la respuesta. Digamos que le pides estudios sobre la gripe. La herramienta podría responder con varios títulos que suenan reales, y los autores que enumera incluso pueden haber escrito sobre la gripe antes, pero los documentos pueden no existir realmente.

Este fenómeno se llama «alucinación», y «eso se vuelve realmente problemático cuando comenzamos a hablar de aplicaciones médicas porque no quieres que simplemente invente cosas», dice Beam.

El Dr. Jesse M. Ehrenfeld, presidente del destacado grupo estadounidense de médicos, la Asociación Médica Estadounidense, declara a TODAY.com en un comunicado que la AMA «apoya el despliegue de IA de alta calidad y clínicamente validada que se implementa de manera responsable, ética y transparente, siendo la seguridad del paciente la primera y principal preocupación.

Si bien los productos de IA muestran un tremendo potencial para ayudar a aliviar las cargas administrativas de los médicos y, en última instancia, pueden ser utilizados con éxito en la atención directa al paciente, los productos ChatGPT y otras IA generativas de OpenAI tienen problemas conocidos y no están libres de errores».

Uso ético de la IA en la medicina

Agrega que «las limitaciones actuales crean riesgos potenciales para médicos y pacientes y deben utilizarse con la debida precaución en este momento. Las fabricaciones, errores o inexactitudes generados por IA pueden dañar a los pacientes, y los médicos deben ser muy conscientes de estos riesgos y de la responsabilidad adicional antes de confiar en algoritmos y herramientas de aprendizaje automático no regulados».

“Al igual que exigimos pruebas de que los nuevos medicamentos y productos biológicos son seguros y efectivos, también debemos insistir en evidencia clínica sobre la seguridad y eficacia de las nuevas aplicaciones de atención médica habilitadas para IA”, concluye Ehrenfeld.

Particularmente, en este caso se muestra el potencial de la inteligencia artificial para el diagnóstico médico. Gracias a que, ChatGPT diagnosticó el dolor de un niño al integrar y analizar más información que cada médico individual, identificando una enfermedad poco común que explicaba el cuadro completo. Y esto se debe a que no solo ChatGPT, sino cualquier inteligencia artificial maneja mucha más información en tiempo real los avances medicos que diariamente se publican. Aunque no se debe seguir ciegamente lo que sugiere una IA, puede ser una poderosa herramienta para guiar a los médicos, especialmente en casos complejos. La tecnología está al alcance de todos, no solo expertos, para mejorar la salud y calidad de vida de las personas.

0 comentarios

Suscríbete a mi newsletter